Vida Silvestre Laquipampa

 
 
 
El Refugio de Vida Silvestre Laquipampa (RVSL) está ubicado en el distrito de Incahuasi, provincia de Ferreñafe, en el departamento de Lambayeque, al cual siempre se asocia principalmente con la cálida costa, las playas apacibles, con el contagioso tondero y con suculentos platos típicos de su litoral. Sin embargo, en la sierra poco conocida de la provincia de Ferreñafe se encuentra esta importante área natural protegida. Laquipampa significa en quechua: pampa de los llantos.

El RVSL se extiende desde el valle del río La Leche (200 m.s.n.mm) hasta los 2,500 m.s.n.m. y es el sitio ideal para observar a la pava aliblanca (Penelope albipennis), así como al oso de anteojos (Tremarctos ornatus) en su hábitat silvestre. Con una extensión de 8,328.64 hectáreas el RVSL alberga una gran diversidad biológica que se mantiene en un buen estado de conservación.

Para visitar este magnifico lugar se debe tomar la carretera asfaltada que parte de Chiclayo, atraviesa Ferreñafe, Pítipo y finaliza en Batán Grande. Luego, se debe escoger el camino afirmado a la mano izquierda (si se sigue de frente se llega a Chongoyape) para atravesar el valle del río La Leche. En el trayecto se recorre diversos poblados hasta llegar a la comunidad de San Antonio de Laquipampa, donde se encuentra el centro de interpretación del refugio. El viaje dura aproximadamente tres horas. Entre Pítipo y Batán Grande se bordea el Santuario Histórico Bosque de Pómac, cuna de la cultura Sicán, donde confluye la historia y la naturaleza en un importante bosque de algarrobos.

Durante el camino se puede contemplar cómo el valle se va volviendo más estrecho ante la presencia de cerros que lo pueblan todo. También se puede presenciar el nacimiento del río La Leche, tras la unión del río Moyán —que atraviesa el refugio— y del río Sangana, proveniente del vecino departamento de Cajamarca.

Tras dejar extensas zonas agrícolas que, junto con el bosque seco, los matorrales desérticos y el monte ribereño, forman parte del refugio, se llega hasta el punto en donde dos enormes colosos de piedra repletos de Bromelias (Achupallas para los locales y que son parte de la dieta del oso de anteojos) dejan entrever un espacio estrecho para permitir que el camino transcurra.

Para muchos expertos, el RVSL es un excelente sitio para la observación de aves y para conocer plenamente el bosque seco. Además, mantiene aún inalterada una sucesión vegetal de bosque seco a bosque húmedo desde los 200 hasta los 2,500 m.s.n.m., la cual es muy difícil de encontrar actualmente en otras zonas del país, en especial en la costa norte.

 


Vida Silvestre Laquipampa Lambayeque